viernes, 1 de julio de 2011

CORDOBA INDIGNADA

El verbo indignar debe de ser un verbo transitivo cuya acción tiene que recaer sobre alguien. Por eso decimos que si CORDOBA ESTA INDIGNADA, será por algo y contra alguien, que ha obrado mal contra la lógica ilusión de una ciudad.

Aquí historicamente nos han hecho caer en los topicos, del senequismo, de la Córdoba callada y sola, de la sultana que llora…etc. Pero por unas razones u otras, Córdoba, como ciudad y comunidad de intereses, ha sido machacada históricamente. Hay muchos que hablan de su historia, del significado que tuvo para la humanidad, pero la verdad sea dicha, en el sentido concreto de la palabra es que nuestra ciudad Córdoba, casi siempre ha sido vejada o ignorada totalmente.

Ya no nos referismos a que la Junta de Andalucía haya propiciado aunque sea por error algunas guias turisticas, en donde situan al Cristo de los faroles en Sevilla, e incluso se traspapelan algunas fotos de nuestros patios para aparecer en su entorno, es que lo que acaba de ocurrir con esto de Córdoba ciudad de la Cultura del 2016, pone en evidencia a estos politicos la mayoría mercenarios de todo, que nos han dejado con la boca llena de amargura y con lágrimas en los ojos.

En Córdoba cada ciudadano se puede decir que tiene su proyecto politico, e incluso su partido propio. En cada taberna, peña o lugar deportivo, se podía formar una coalición electoral diferente, pero todas ellas contando con las subvenciones de la siempre presente Caja de Ahorros, que se hacía casi necesaria, en la Semana Santa, en las Romerias, en todos los Actos deportivos, en la Real Academia, en todas las Peñas, y como no en todas las obras que se hacían en la ciudad. Pero a pesar de que ese “tinglado” se ha venido abajo, las fuerzas vivas de la ciudad se habían empeñado en un proyecto de la Capitalidad Cultural, que por primera vez resumía a toda la ciudad EN UNA SOLA VOZ. La voz fue ejemplar a pesar de que salía de gargantas muchas de ellas maltratadas por el 36% del paro que nos azota. Pero se trataba de que Córdoba se proyectara y todo el mundo no tuvo inconveniente para sentirse orgulloso de la idea.

El Ayuntamiento imperante, hizo un esfuerzo titánico, y como consecuencia de ello, fluyó la cultura por sus calles en forma de Festivales de Guitarra, Noches Blancas del Flamenco, Exposiciones y recitales de poesía, todos llenos e ilusionantes y con sabor a cultura, que siempre contó con el apoyo de miles y miles de voluntarios que amaban y creían en su ciudad. La buena idea del Ayuntamiento es que Córdoba, necesitaba ese espaldaraso, para levantar el vuelo de la esperanza.

Pero otra vez, la mala suerte, y la politica de un partido muy debilitado y casi “pasota”, con un lider con menos fuerza que Moratinos en la elección de la FAO, se vió necesitado para pactar unos presupuestos, de llegar a unos "apaños" con los vascos. Logicamente los amigos del PNV, que no son tontos, le pidieron a cambio que todas la ayudas de Europa, fueran a parar a la ciudad de San Sebastían, ciudad con los indices de paro más bajos de España, ciudad en donde se han refugiado todos los capitales que estructuraban la industria española durante épocas pasadas. Una ciudad que será muy bonita y encantadora, pero que con el permanente chantaje de la paz, se ha llevado un galardón y sus ventajas económicas en detrimento de una ciudad, que una vez más se ha visto ABANDONADA POR LOS POLITICOS DE INDOLE NACIONAL, cuando quizás más lo necesitaba.

Donde estará la ministra cordobesa que acuñó la palabra de “CIUDADANAS Y CIUDADANOS”. Al menos y por dignidad debía de dar su opinión sincera y libre de LA DICTADURA DEL PARTIDO, esa opinión supondría al menos un consuelo para los cordobeses. Ella precisamente, que desde su puesto en la alcadía que un día abandonó, fue gran promotora de esta ilusión para Córdoba, que significó la aspiración de unos ciudadanos en conseguir que su ciudad fuera nombrada Ciudad Cultural del 2016.

Córdoba ha sido tradicionalmente muy mal tratada en todos los ambitos relacionados con la politica. Aquí han venido muchos politicos nada más que para engordar las LISTAS ELECTORALES, y luego si te vi no me acuerdo, y eso es lo que pasa con estos politicos que aprovechándose de las LISTAS CERRADAS, se comportan como autenticos mercaderes en tiempos de elecciones.

Por donde andará el “inclito” de Moratinos, (Que hasta los que pasan hambre lo han negado). Que dirá este hombre que tantas veces vino a presentarse por Córdoba, ¿Pero que hizo por Córdoba?, -acaso traernos una serie de Congresos, con helicópteros de vigilancia incluidos, en donde la mayoría de todos los asistentes a dichos congresos, han sido derrocados, o están a punto de serlo. Que ha representado para Córdoba, este hombre, que en vez de preocuparse del progreso de Córdoba, promocionó la CUPULA DE BARCELO, que supuso el principio de su propio desplome, formando parte de un gobierno caduco y sin ideas, y que pretendió agarrarse a lo fastuoso para disimular el paro y la vergüenza de la crisis. Moratinos terminó llorando como si la dichosa cúpula se le hubiera caido encima.

Y no es que esto del maltrato a Córdoba, sea cosa solamente de ahora, ya en el 1927, y con motivo del Tercer Centenario de Góngora, en donde la generación del 27, cometió la injusticia cultural de aceptar celebrar en Sevilla, un centenario del poeta cordobés, D. Luis de Góngora, que a Sevilla no les pertenecía, robándole a nuestra ciudad todo su protagonismo. Luego eso si, nos dedicaron poesias a Córdoba, como: Córdoba Callada y Sola…Todo con sabor a añoranza barata y luego incluso en sus poemas desde el exilio hacían cantos a las raices… a la tierra querida... en fin a todo lo que se les inspiró. Pero olvidaron lamentablemente que Góngora nació en la CASA DE LAS PAVAS, en la Calle Tomás Conde, en plena Judería cordobesa.

Somos de las pocas ciudades de España, con cierto número de habitantes y algo de historia, que no disponemos de un aeropuerto activo. Es de risa lo que pasó días antes de las elecciones, según se desprende de la conversación de Rosa Aguilar con Pepiño Blanco. “Oye Pepiño, como se te ocurre desmantelar las máquinas de control del aeropuerto de Córdoba, ahora en visperas de las elecciones, -a lo que Pepiño, contestó,- Rosa, si eso no sirve para nada, ese Aeropuerto no va afuncionar nunca. Entonces nuestra Rosa, la de CIUDADANAS Y CIUDADANOS, contestó: -Coño, pero espera siquiera a que terminen las elecciones municipales. Efectivamente, la maquinaria volvió otra vez al aeropuerto de Córdoba, pero ni tan siquiera llegó a sacarse del embalaje. Este es el reflejo de cómo nos tratan lo politicos que nos gobiernan.

Igual podíamos hablar del rio Guadalquivir, Río tan mencionado en la historía y cantado por los poetas. Posiblemente sea el único rio de ciudad importante, por el que no se pasea, ni tan siquiera UNA SOLA BARCA. Es lamentable, que cada vez que viene una riada de invierno, el rio cambie incluso su lecho. No hay nada más que ver el antiguo embarcadero. (Escalerillas de la Ribera) Si el “maero” levantara la cabeza, sentiría vergüenza de nuestros politicos.

Por otra parte la arboleda salvaje que arrastra, se está comiendo el cauce del rio. Mas de un guasón ha dicho, que a lo mejor están esperando a que se forme un “frondoso taraje” para que el que quiera trabajar a falta de industrias, se pueda dedicar a la recolección de caracoles”, que al parecer es la única industria que prospera en la ciudad. Es lamentable, que no se haya pensado ya por NINGUN PARTIDO POLITICO, (asesorados por tanto vividores de la politica), una solución al rio, similar a la que en su día se hizo en la TODA PODEROSA SEVILLA, de la que tenemos tanto que aprender aunque nos pese a los cordobeses. Allí el mismo rio Guadalquivir, parece de otra galaxia. Una solución de este tipo en Córdoba, haría que todo el entorno de la maravillosa Ribera, fuera un lugar de RECREO Y ESPARCIMIENTO, donde se podían incluso practicar deportes de naútica, pasear simplemente en barcas de remo y disfrutar del ambiente de un rio saneado y bello. Todo esto supondría para nuestra querida Córdoba, puestos de trabajo y vida económica de los que tan necesitados estamos.

Pero no, aquí estamos obsesionados con el Palacio del Sur, los puentes y los hoteles oxidados, y como no, el “granito” y de ahí no hay quien nos saque. Por cierto de un tiempo a este parte, Córdoba, le ha quitado a Cádiz, el recórd de ciudad con más manchas en sus calles, y es que el granito, además de reflejar un calor insoportable, es un soporte adecuado para la mancha permanente de la pringue.

Muchas veces nos gustaría sentirnos con envidia reconocida como anglosajones, por su talante democrático a la hora de elegir a sus politicos y respetar las leyes y los poderes Cosntituyentes. También sentimos sana envidia de los sevillanos que rápidamente toman conciencia de todo lo que les interesa. Recuerdo la simple anécdota de que cuando el Sevilla CF, iba a bajar a segunda división por deudas, media España se hizo eco de la protesta de una ciudad, y al final consiguieron su objetivo. Nosotros tenemos la historia y las grandes victorias y Sevilla sabe sacar siempre provecho en la explotación del éxito.

4 comentarios:

ben dijo...

Entiendo tu indignación Manuel y el
de muchos paisanos.
Un concurso de méritos,sólo puede
ser ganado por un aspirante,pensar que Donosti,no los tiene para haber
lo ganado,no es justo.
El tribunal no ha considerado el
número de parados,como mérito.La
verdad es que no creo, que esa capitalidad hubiese solucionado el problema del paro.
Sí que estoy de acuerdo contigo,
con los problemas que arrastra nues
tra ciudad,como son el centralismo
de Sevilla,la mala política de una
izquierda que ha gobernado la ciu
dad,los recursos económicos despil
farrados por inversión en ladrillo
con una cajasur,que debería haber invertido esos recursos en un teji
do económico,más estable y menos
especulativo,en fin son tantos
errores.Esperemos que todo eso
cambie.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Ben


Lo que han hecho con Córdoba, no tiene justificación. Las cosas no son tan dulces como tu las pnes.

De estos politicos y de todos en general, se pueden esperar esto y más.

Saludos

Gloria Castro U. dijo...

Manuel, entiendo y comparto este sentimiento de injusticia e indignación.
Tal vez sea momento de mirar adentro y reponsabilizarse un poco de este trato "injusto" que se le ha dado a esta maravillosa y bella ciudad. Lo digo simplemente a manera de reflexión.
Desconozco cuáles fueron las razones por las que el 3° centenario de la muerte de Luis de Góngora se haya festejado en Sevilla, ni la de muchas otras injusticias que hayan podido sucederle a "Córdoba" (por cierto no entiendo la conexión que haces con las poesías del exilio). Habría que analizar con sinceridad (independientemente de la "injusticia") y diferenciar si el problema ha sido de "robo" o los cordobeses han cedido lo que por naturaleza les pertenecía.
Ésto lo digo con todo el respeto y cariño que siento por Córdoba y por los cordobeses.

Manuel Estévez dijo...

Estimada Gloria


Por supuesto que lo que dices lo expresas con el cariño de una cordobesa más que eres.

Cito el Centenario a Góngora, porque tuvo que ser "otra jugada" politica, a la que se prestó la "Generación del 27".

Tu te puedes imaginar de alguna forma que el Centenario de la "Macarena" se celebre en otra ciudad que no sea Sevilla.

Saludos








La referencia que hago al Exilio Exilio