miércoles, 29 de junio de 2011

EL FERRARI CORDOBA 2016

No cabe duda que hablar de Ferrari es hablar de lo maximo en la competición automovilistica y en la propia historia del automovil de competición. Es hablar de lujo y grandiosidad por todo lo alto, es hablar de un eterno CANDIDATO, al campeonato del mundo y a todo..

En el año 1972, estaba yo veraneando en aquellos apartamentos Olympos que se alineaban al borde de la playa de la zona de Torreblanca-Los Boliches, y que pertenecían a lo que quizás fue la primera cadena inmobiliaria “antesala de cualquier burbuja”, que se llamó SOFICO, aquellos apartamentos eran elegantes y estaban perfectamente situados, junto a la playa, en donde disponían por entonces de playa particular. Recuerdo que íbamos con unos primos que tenían un coche propio de la marca Renault (R-8), posiblemente en gama media lo mejor que había por aquellos tiempos en España. Después de la jornada de playa, nos montamos en el coche y decidimos ir a ver a Lola Flores que actuaba en el Hotel Don Pepe de Marbella, todo perfecto hasta que llegamos al citado hotel y nos recibió un guarda-coches, perfectamente equipado a tono con el lujo del hotel, no nos dijo nada, pero se quedó como extrañado un tanto, al ver que intentábamos aparcar el coche (R-8), al lado de coches de alto lujo, entre los que había varios FERRARI. El hombre aunque con la mirada nos lo dijo todo, de palabra fue todo muy amable y nos indicó en que extremo de “aquel aparcamiento” podíamos aparcar. No hizo falta que nos dijera nada, para que de forma inmediata diésemos marcha atrás en nuestro (R-8), y salir pitando de allí. Aunque obviamente éramos jóvenes, nunca sentimos una sensación más grande de ridiculo, al querer intentar aparcar nuestro coche al lado de aquellos Bugatti, Porches y Ferrari, ect. etc. Posiblemente el coche de menos gama era el Mercedez de color crema de la propia Lola Flores.

A la vuelta de vacaciones le comentaba esta anécdota al compañero de fábrica, Lucas León Simón, y el me decía que el había estado de veraneo con el compañero Juan Jiménez Costilla, en la –URBANIZACION CABO PINO-, y allí abundaban los coches importantes entre ellos bastantes Ferrari, por lo que se ve este coche ya iba cogiendo comba..

Fue por tanto la primera vez que yo participé y vi de pasada lo que significaba un coche Ferrari. Ya casi y sin querer todo lo que se refería a coches Ferrari, me causaba espectación, así pude ver un día en una REVISTA LECTURAS, como un Lord Inglés, enseñaba su colección de coches Ferrari, y nos indicaba datos sobre el precio y la cola que había que esperar para adquirir uno de estos modelos que ciclicamente salían al mercado fabricados en la planta de Maranello. (Modena-Italia).

Nosotros en nuestra juventud, habiamos conocido de Italia, otras cosas como era su cine más sencillo y humano como la pelicula “Ladrón de Bicicletas” de Vittorio de Sica. Recuerdo que en el cine Fuenseca, en donde la proyectaron, estabamos aquel día, “El Zarra”, “El Lechón”, Antonio “El largo” y “El Volcani”, a la mitad nos dejó entrar de balde el marido de la “Cele”, y pudimos comprobar como buena parte del público lloraba de pena cuando le quitaron la dichosa bicicleta al pobre parado. Y la verdad es que una bicicleta era todo un enorme vehiculo para muchos de nosotros.

Luego otra influencia que nos llegó de Italia, (fue cuando nos colocamos por pirmera vez), lue la fama de sus talleres de utillaje y su industria de maquinaria de corte y mecanizado. Pudimos comprobar por primera vez el famoso libro “Mario Rossi”, todo un tratado completo de la matricería que se estilaba por aquellas épocas y que se consideraba como la “Biblia” de toda esa tecnologia. Allí se explicaban las grandes matrices para hacer los componenetes de chapa de los mejores coches. Luego llegaron los plateros y crearon otras maneras algo diferentes. Del corte sobre el plomo en las puertas de las casas, se pasó a un tipo de troqueles más simplificados, nació la “fornitura”.

Otra influencia que nos llegó de Italia fue cuando Helenio Herrera, se llevó al Inter de Milan, de Angelo Morrati, a Luis Suárez, jugador gallego, que muy jovencisimo había llegado a triunfar en el Barcelona. Es curioso el caso de este futbolista, que fue fichado por el Barcelona, como relleno de un tal Moll, que era el que le interesaba al club culé. Curiosamente Luis Suárez, no solamente fue un jugador que destacó, sino que fue el único jugador español que llegó a obtener el titulo de “Mejor jugador Europeo”. En aquellos tiempos el Club de futbol Barcelona, no supo “aguantar” en sus filas a dos figuras como Kubala y Suárez, y decidió traspasar al gallego, que de la mano de “mago” Helenio, fue al Inter de Milan, el equipo de sus grandes triunfos europeos. En aquellos grandes fichajes, siempre se añadía un piso y un buen coche, que muy bien podía ser un Ferrari.

Poco despues de aquellos años, nos visitó en nuestra vuelta ciclista a España, el gran Fausto Coppi, el cual lo vimos bajar la cuesta de Rabanales, sentados en la Fuente que había a la altura de media cuesta a unos veinte metros de la casilla de peones camineros, fuente que luego hubo que quitarla porque se contaminó cuando pusieron la fabrica de cervezas el Aguila. La presenciada etapa fue ganada por Karmani, que se adelantó en la linea de meta instalada en el Arcangel, a Campillo, compañero de fuga durante mucho tiempo y que llegaron a sacar al pelotón principal un buen montón de minutos. En las revistas de la época salía el gran "coppino" junto a un flamante coche Ferrari.

Más tarde nos llegó otra pelicula más voluptuosa y moderna en donde se nos recreaba la figura de Isadora Duncan, con su forma de entender el arte de la danza, el amor y la libertad. Allí en dicha pelicula tomaba gran protagonismo el coche Bugatti y todos sus lujos. Al final a la genial bailarina, se le enrolló la bufanda que portaba en una de las llantas del lujoso coche y se estranguló. La pelicula y el guión recrean el lujo y el coche por las playas de la Riviera Francesa, en donde el coche italiano parecía un apendice más del paisaje.

También recordamos con cierta nostalgia aquellos tiempos en que junto a Costa Sol (Ciudad Jardín), y en la calle Ministro Barroso y Castillo, (Hoy, Camino de los Sastres) frente a la “popular”Modesta, había un enorme salón de Scalectrix, con ocho pistas, allí íbamos movidos por la fama que nos relataba el NODO, de J. M. Fangio, el más completo campeón que había por aquellas épocas (1955-1960) que ya había ganado el campeonato del mundo en el 1956, con un formidable Ferrari Recuerdo que todas las pistas tenían un precio, pero en la que estaba el Ferrari de John Surtees, reciente campeón (1964), valía un duro más, no cabe duda de que era la mejor pista, en la que el “promedio de salidas del coche” era el más bajo. Allí saboreamos lo que era el “montarnos en un coche guapo”, y de esto pueden dar mucho testimonio, Alfonso Lupión, Inocencio Montes “El Chencho”, el desaparecido Antonio López, y yo. Todos con la facilidad que nos daba el autobús, LINEA CAÑERO -SAN LORENZO- CIUDAD JARDIN, para desplazarnos en un periquete y por 85 centimos te dejaba en Costa Sol, muy cerca de la puerta del gran Scalectrix. Se desató entonces una afición importante al Scalectrix, y se hicieron grandes exhibiciónes en el Colegio el Carmen, y más tarde otra también importante en el Corte Inglés, a partir de aquellas fechas se empezó a “saborear en Córdoba” la alta velocidad y porque no, se hablaba ya del Ferrari.

Ya a finales de los años ochenta, (10/03/1989), tuvimos la desagradable noticia de que un hijo del famoso “Tio del queso”, acababa de sufrir un grave accidente a la altura de la carretera Sevilla, junto a los talleres Molina Hnos. El Diario CÓRDOBA, un día después, titulaba la siguiente noticia: “Mueren dos personas en un espectacular accidente en la Nacional IV a la altura del Polígono de la Torrecilla. Un deportivo marca "Ferrari Testarosa" colisiona con un "Seat" al que arrastra durante cien metros. A consecuencia del choque mueren los conductores de ambos vehículos, Agustín Justo Flores y Alfonso López-Laguna, conocido industrial cordobés. Un segundo ocupante del potente deportivo logra sobrevivir al choque, el notario José Valverde Madrid.”

Por aquellos tiempos había un sacerdote vasco llamado Pablo, que habiendo venido de Hispano America, colaboraba en la Parroquia de San Lorenzo, un día se presentó con trece o catorce pares de zapatos, de gama fina, que una monja de la residencia de curas de la diócesis, se los había dado pertenecientes al muerto del Ferrari Testarosa, eso indicaba que el dueño del Ferrari, no solía andar descalzo.

EL CANDIDATO DEL FERRARI

Despues de aquel Renault 8, que nos hizo salir corriendo del Hotel Don Pepe, nos llega a España, un Italiano extrovertido hombre de negocios, (Briatore), que ficha a un piloto español, para que conduzca el coche de su escuderia Renault. El coche de la marca francesa, parece que se venga de la afrenta que se le pudo hacer a nuestro Renault (R-8), y gana dos años seguidos el campeonato del mundo de F1 con una marca RENAULT. Imponiendose al mismisimo Ferrari. El dinero, yates y toda clase de lujos, aparecían por el circo de la Fórmula Uno Y España tiene un gran CANDIDATO, en Fernando Alonso.

Inevitablemente el piloto Fernando Alonso, demuestra que es el chofer más capacitado y completo del mundo y por ello lo ficha la casa Ferrari, con una importante aportación del Banco de Santander. No hace falta decir que el piloto español es un superdotado con un volante en sus manos y nada tiene que ver con lo que sería un chofer convencional. En esta competición hay RIESGO, y se juega siempre a ser CANDIDATO. Por ello se cobran esas cantidades tan astronómicas que se cobran. Algo no debe de estar bien proporcionado quizás sea la propia sociedad que ha perdido el control de lo razonable, cuando La Televisión y los Bancos, que como se ha demostrado los costeamos todos, pagan esas cantidades tan desorbitadas, que parecen que se mueven siempre con aires de la suficiencia de la Costa Azul...

Es lo que deciamos el otro día, aunque no tenga que ver con la conducción y era que por ejemplo en el antiguo Mercado de San Agustín, vivían y “progresaban adecuadamente”, unas cuatrocientos pequeños vendedores, con sus puestos de venta al público. Ahora en la actualidad y concentrandolo todo en un “Hiper”, los que trabajan en dichos centros reciben solamente unos sueldos por lo general “muy ajustados” y el gran beneficio, va a parar a muy pocas manos, que incluso muchas veces son extranjeras. La concentración evita “el flujo” del dinero, que es el que genera la gran parte del consumo y la riqueza de un país.

Pero no todos los chofer se montan en coches de carreras, ni están estimulados estimulados como los campeones. Nos referimos a los taxistas, o a los conductores del autobúas, que haga frio o calor, tienen diariamente que hacer recorridos, rutinarios y agobiantes, que se vuelven hasta tediosos.

EL CHOFER QUE NO TENIA UN FERRARI

Efectivamente, no era un coche Ferrari el vehiculo que llevaba. En abril de 1964, y precisamente en el día en que el Córdoba CF, se jugaba un partido decisivo, sucedió un desgraciado accidente con la caida de un autobús al rio Guadalquivir, por la Ribera, a la altura de la Cruz del Rastro. En aquellos tiempos, se solían poner autobuses ESPECIALES PARA EL FUTBOL, que partían de las Tendillas. Era el domingo 26 de abril de 1964, y el chofer del autobus Bernabé López Rodríguez, de la Linea Pio XII, que tenía que hacer el último recorrido “especial al fútbol” con comienzo en la Plaza de las Tendillas, comunica a la empresa que se encuentra enfermo y que no puede continuar, (la información la realizó desde Casa Currito), entonces la empresa llama para sustituirle a Wenceslao García, que no era evidentemente el candidato para ese servivio. Ambos conductores eran vecinos de Barrionuevo.

Este chofer malogrado Wenceslao García, había hecho uno de sus últimos servicios, trasladando al personal empleado de Cenemasa, que salía los sábados a las 13.30. Era un hombre de unos treinta y siete años, de aspecto agradable y coloquial. Recuerdo que siempre que lo ponían para el servicio de empleados LINEA DE FABRICA-CAÑERO, y al pasar por el Jardín de “Los locos”, solía decir “JARDIN DEL SANTO CRISTO”, e incluso se santiguaba. Cuando nos enteramos el lunes siguiente del accidente de quien era el chófer que se había precipitado al rio, se produjo un gran silencio en el autobús, en reconocimiento al hombre que muchas veces nos transportó en aquellos coches especiales que montaba Aucorsa, para el personal de Cenemesa y como no, también por las once personas que también perecieron ahogados en el fatal accidente. Lamentablemente aún recordamos la matricula del coche MA-21299, Motor Perkins. Este autobús fue comprado en un lote de Aucorsa, (4 coches), a una empresa de Málaga, al parecer los coches venían ya usados de Marruecos. (No venían de Maranello precisamente)

Queremos recordar que ni el miedo al ridiculo que tuvimos con el Renault (R-8), (1972), en aquel HOTEL DON PEPE, al contacto con los Ferrari, es de recibo, máxime cuando se trataba de ciudadanos que laboraban con su trabajo diario para que un país creciera. Igualmente tenemos que decir que algo falla, cuando nuestro Fernando Alonso, por ser un deportista que disfruta conduciendo un Ferrai, gane al año, la friolera cantidad con la que habría no cabe duda, dinero suficiente para COSTEAR LA NÓMINA DE UNA EMPRESA DE MIL TRESCIENTOS TRABAJADORES, Todos ellos dados perfectamente de alta. Y es que cuando tenemos CINCO MILLONES DE PARADOS, todo tiene que ser proporcional, y esta proporción es labor de los politicos..

EL ÚLTIMO FERRARI DE CORDOBA

El último Ferrari del que tenemos noticias en esta nuestra Córdoba, campa por el cortijo el “Colorao” y es propiedad de Antonio Carrillo Baeza, el hombre que un día abandonó la venta de libros del Circulo de Lectores, y en un local de regular mala muerte abrió lo que empezó ha llamarse “Procono” hace de esto unos veintitantos años, el tiempo, la perseverancia y la televisión por cable, vino a darle a este hombre-empresario, la razón, y hoy se puede pasear por su Córdoba, en un flamante Ferrari testarosa.

EL FERRARI DE CORDOBA (2016)

Córdoba, la ciudad que fue referente histórico y cultural en su importante Historia, dejando atrás disputas politicas, se sintió unida en el proyecto común de Capitalidad Europea de la Cultura. A decir de la prensa y muchos intelectuales, había irrumpido en esta disputa como un autentico Ferrari con la matricula del 2016.

Estando en competición en donde el piloto era todo el pueblo de Córdoba sin excepción, recibió la orden para entrar en el PADDOCK, para cambiar ruedas. Sorprendentemente, el jefe de pista llamado Zapater, disimuló no ver como el “cambia ruedas” llamado Rubalcoba, se dejaba un tornillo fuera a cosa hecha, y le dió la salida. No cabe duda, que estos dos tramposos con su “descarado chantaje al Ferrari de Córdoba 2016”, querían favorecer al coche de una escuderia del Norte, para que esta fuera la ganadora. Acuerdos y más acuerdos con olor a chantanje, ensombrecen esta actuación.

Esta vergonzoza actuación del tal Jefe de Pista, Zapater y el “cambia ruedas” Rubalcoba, van a ser analizados por los comisarios de la FIA, por si hubiera algún indicio de corrupción. Esperemos que el presidente de la FIA, (J. Pedro), aporte la documentación que según se insinua por la red de internet, ya posee, para empapelar de una vez por todas a este tandem Zapater-Rubalcoba, que de forma negligente, tanto daño le han hecho al Ferrari de Córdoba 2016, en el campeonato del mundo por la Capitalidad Europea

Con esta polémica decisión se ha privado a una ciudad como Córdoba, que está con un paro galopante del 35% de su población, que no tiene estructura industrial, económica ni financiera, de UNAS AYUDAS DE LA COMUNIDAD, que por necesitadas todo el mundo esperaba. Aquí se ha llegado a la conclusión de que el gobierno sólo atiende a los que saben quemar banderas.


4 comentarios:

ben dijo...

Qué mezcla de recuerdos,agradables
como Isadora,maravillosa película;
realmente tristes como el accidente
del autobús,que conmovió a todos
los cordobeses.
En la leyes del mercado,en el que
estamos inmersos,nos guste o no,la
cotización de un valor,en este caso
Córdoba,puede variar en función de
muchas cosas,como tú bien dices el
duo Zapater-Rubalcoba,han sido de
terminantes,entre otras muchas co
sas de que al final subiera la co
tización de Donosti.En fin,la vida
sigue y la preciosa ciudad vasca
también se lo merecía,por méritos
propios.
Saludos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Ben


Por bonitas todas las ciudades merecen mis respetos, pero por oportuno y sentido de justicia
TENGO QUE DEFENDER A CORDOBA.

Córdoba, nos guste o no, es una ciudad que está muerta en el orden económico y de actividad. Tiene un paro oficial del 36%.

Y por tanto se hace más merecedora
que una ciudad que apenas tiene el 5% de paro.

Cuenta además con una estructura industrial y financiera de primer orden.

No, Ben, perdona que por esta vez
no esté de cuardo contigo. Y aque es TOTALMENTE INJUSTO, lo que han hecho con Córdoba, por BAGAJE DE CULTURA, y por necesidades.

Ben, vale más quemar banderas, que otra opción.


Saludos

José Manuel Fuerte dijo...

Lo peor es que quizás deberían haber avisado de que lo mejor era haber quemado banderas, porque probablemente, hasta lo habríamos hecho.

Por compromiso, por unidad y por ganas, no creo que ninguna candidata nos habría ganado.

Te doy toda la razón.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Fuerte

Gracias por tu comentario.

Lucas león ha hecho tambien una
buena defensa de Córdoba.


Gracias por tu comentario